Back to top

Holanda ofrece excelentes alternativas para cursar vuestros estudios de grado o posgrado que no todo el mundo conoce. En este artículo compartimos con vosotros algunos de los motivos por los cuales estudiar allí es una gran opción académica.

Cursos impartidos 100% en inglés

Lo primero que debéis saber es que no es necesario hablar holandés para estudiar en Holanda. Las universidades holandesas ofrecen más de 2.000 programas impartidos completamente en inglés. Además, teniendo en cuenta que el 95% de los holandeses habla inglés, la comunicación en vuestro día a día no sería complicada. 

Prestigio y calidad 

La educación universitaria holandesa cuenta con un merecido prestigio, reconocido internacionalmente. Su sistema educativo se basa en tres pilares: trabajo en equipo, participación en clase y profundo respeto por todas las opiniones. Se trata de un sistema de enseñanza interactivo muy centrado en el estudiante y con el que obtendrá unas habilidades de análisis, resolución de problemas y pensamiento creativo y crítico muy útiles para el competitivo mercado laboral actual.

Excelente relación calidad-precio

Las tasas académicas y los costes de vida son mucho más bajos que en otros destinos de habla inglesa. También ofrecen préstamos y ayudas interesantes para estudiantes europeos, como el Tuition Fee Loan que con un interés muy bajo cubre la totalidad de los estudios (2.168€ / año). 

Gran comunidad internacional

Las universidades holandesas cuentan con una importante y enriquecedora comunidad internacional: uno de cada diez alumnos es internacional y estudiantes de unos 160 países. La sociedad holandesa se caracteriza también por ser muy abierta e inclusiva con los extranjeros. Ya hemos hablado en otras ocasiones de las numerosas ventajas de estudiar en un ambiente multicultural y cómo favorecen enormemente el progreso educativo. 

Salidas laborales

Las universidades holandesas tienen una elevada tasa de empleabilidad, esto quiere decir que el porcentaje de alumnos que encuentran trabajo al terminar su formación es muy alto. La economía de Holanda está entre las más consolidadas del mundo y el país es sede de importantes multinacionales, como Unilever, Philips o Heineken. Es, además, un país de referencia en numerosas áreas de conocimiento como agricultura, arte y diseño, gestión de recursos hídricos, logística y energía sostenible. 

En pleno corazón de Europa

La ubicación estratégica de Holanda, justo en el centro de Europa, permite conectar en poco tiempo con las principales capitales, como París, Berlín, Londres o Madrid. Tampoco podemos olvidar que aparece entre los diez países más felices del mundo y que su indiscutible legado cultural, histórico y artístico añade motivos para incluirla como una alternativa muy atractiva para estudiar y vivir.