Back to top

Una de las preguntas que más nos hacen nuestros estudiantes y sus familias es por qué deberían estudiar en el Reino Unido. Quieren saber las ventajas que ofrece estudiar allí en vez de quedarse en España. En IEC pensamos que la educación universitaria británica es una de las mejores opciones y, por ello, a lo largo de este artículo os daremos varias razones para responder a esta pregunta. 

Estudiar en el Reino Unido

En primer lugar, el Reino Unido tiene las universidades con más tradición e historia del mundo; universidades como Oxford y Cambridge se encuentran entre las más antiguas. Este acervo cultural hace que sus universidades estén entre las más prestigiosas del mundo y ocupen siempre los primeros puestos de los rankings internacionales. Es importante señalar que también estas universidades ocupan las primeras posiciones en investigación y desarrollo ya que realizan grandes inversiones en estos campos. 

En segundo lugar, uno de los aspectos más atractivos de las universidades de Gran Bretaña e Irlanda del Norte es la enorme variedad de grados que ofrecen, con una oferta de hasta 50.000 cursos distintos en más de veinticinco áreas de estudio. Esta diversidad permite hacer combinaciones de grado muy particulares, algo que en nuestro país sería impensable, como música y matemáticas o bioquímica y francés. Puedes leer más sobre estas combinaciones en este artículo de hace unos años del periódico El País. Estas combinaciones pueden ser a partes iguales (Joint Honors Degree), o bien centrar el 75% del grado en una materia (Major) y el 25% restante en otra (Minor). 

Otra de sus ventajas es la duración de los grados, más cortos que en otros países, lo que supone una reducción considerable de las tasas académicas y los costes de vida. También permite añadir un año de prácticas en empresas entre el segundo y tercer año, lo que se conoce como Sandwich Year, incluir un Placement Year, un Study Abroad o realizar un máster de un año al terminar el grado. 

En tercer lugar, este sistema tan particular de aprendizaje prepara para incorporarse a un mercado laboral muy competitivo, en el que las empresas demandan, cada vez con más frecuencia, destrezas específicas en lugar de conocimientos teóricos. Además, una de las características propias de la educación británica es su afán por fomentar el pensamiento crítico e independiente, así como las habilidades creativas y de análisis, lo que, sin duda, ayudará también a destacar sobre el resto de los candidatos en el futuro entorno laboral. Es importante mencionar que en el Reino Unido el porcentaje de estudiantes que encuentran trabajo al finalizar sus estudios es realmente alto; algunas universidades incluso llegan a alcanzar un 95% de tasa de empleabilidad. 

Estudiar en el Reino Unido

En cuarto lugar, nos gustaría hablar sobre el coste de los estudios universitarios en el Reino Unido. Si comparamos las tasas académicas de las universidades británicas con otros destinos educativos, como Estados Unidos o Australia, estas resultan mucho más económicas, ofreciendo una relación calidad-precio excelente. Además, las universidades ofertan a los estudiantes internacionales distintas opciones de financiación, subvenciones y becas y permiten también que trabajen a tiempo parcial, hasta veinte horas semanales, lo que supone una considerable reducción de sus costes de vida.

En quinto lugar, no podemos olvidar la magnífica experiencia que aporta estudiar en un ambiente multicultural, con estudiantes de todas las partes del mundo. Esto enriquece el aprendizaje en el aula y también la experiencia vital, al ofrecer a los alumnos una visión más completa y diferente del mundo. Esta vivencia única amplía los horizontes del estudiante y los dota de mayor creatividad y capacidad para solucionar problemas. 

Para terminar, remarcar que tanto la madurez que el estudiante demuestra cuando decide salir de su zona de confort y tomar una decisión tan valiente como ir a estudiar a otro país, como las destrezas que desarrollará estando fuera de España, van a forjar de manera especial su carácter y convertirse en herramientas fundamentales para su futuro profesional y personal. 

Por estos motivos, y por muchos más, la inmensa mayoría de los estudiantes de IEC describen su paso por la universidad británica como una de las mejores experiencias de su vida y la recomiendan a todo el mundo.