Back to top

Tras el diluvio de información que miles de estudiantes recibieron en Aula 2019 para tomar una de las decisiones más importantes de su vida, que difícil resulta ahora elegir qué y dónde estudiar. Qué complejo resulta sacar una idea clara y trazar un plan. Nunca en la historia los jóvenes han tenido tantas posibilidades a su alcance, y tanta oferta educativa a nivel universitario o profesional, en España y en otros países. Vivimos tiempos privilegiados en este sentido. Así que, aunque la amplitud de oferta puede confundir, también es una oportunidad.

Tras el diluvio de información que miles de estudiantes recibieron en Aula 2019 para tomar una de las decisiones más importantes de su vida, que difícil resulta ahora elegir qué y dónde estudiar. Qué complejo resulta sacar una idea clara y trazar un plan. Nunca en la historia los jóvenes han tenido tantas posibilidades a su alcance, y tanta oferta educativa a nivel universitario o profesional, en España y en otros países. Vivimos tiempos privilegiados en este sentido. Así que, aunque la amplitud de oferta puede confundir, también es una oportunidad.

En las semanas y meses venideros, tocará analizar la información recibida y procurar hacer una “short list” de las múltiples posibilidades presentadas por la oferta de las 440 entidades de 12 países presentes en Aula.

Recolectada la información, ¿qué hacemos?

Sobre todo, no desesperar. A continuación, unas reflexiones que esperamos ayudarán a despejar el “qué” y el “donde”.

Como preámbulo y, como decimos en inglés, “keep your options open”. No es necesario decidir ahora mismo por una única carrera, a veces nos interesa más un área.

Lo bueno de los planes de estudios actuales es que varios ofrecen la posibilidad de incorporar asignaturas no relacionadas a la carrera básica, simplemente porque nos gustan, para añadir profundidad y porque, al fin y al cabo, la universidad sirve para permitirnos seguir nuestros intereses; quien sabe si en el día de mañana nos vendrá bien por motivos personales o profesionales esos estudios añadidos.

Por eso, haz una lista de las asignaturas del Bachillerato que más te gustan y la nota media que sacas. A veces sorprende que asignaturas aparentemente de cultura general, como Historia o Geografía, por ejemplo, pueden ser fundamentales en una carrera como Relaciones Internacionales.

Toca revisar la información reunida en Aula. Descarta la que directamente no te interesa, y haz una lista de las universidades/escuelas que te llaman la atención por la razón que sea. Revisa las carreras. Apunta las que te gustan.

Mira los planes de estudio. ¿Hay optativas en primero?, ¿Qué flexibilidad hay que segundo, tercero y cuarto? ¿Puedes irte a estudiar a otro país? ¿Hacer prácticas? ¿Cuántas horas de laboratorio hay para Ciencias? Presta atención especial a las optativas, pues van a determinar tu capacidad de elegir las especializaciones que más te gusten, llegado el momento, cosa fundamental en los estudios, porque tienes que hacer lo que a ti te entusiasma.

Contenidos y sistema: factores clave, ambos

Por una parte, la formación debe reflejar los resultados más recientes de la investigación en la medicina, tecnología, diseño, comunicación, y su implementación en el mundo profesional y, por otra, ayudar al estudiante a prepararse para un mundo en constante cambio. Esto se hace mediante el desarrollo de la capacidad de analizar, prever, trabajar en equipo y liderar. La universidad/escuela elegida debe fomentar el pensamiento independiente, debate, presentación de ideas e innovación.

Costes, duración y retorno

Toca analizar la parte menos académica, pero de suma importancia: el coste de los años de carrera en lo que se refiere a tasas académicas y estancia contra los ingresos esperados a la hora de la graduación. Preguntar por la trayectoria de recién graduados, dónde trabajan, en qué puestos y nivel, pues este factor influye en la rapidez del retorno sobre la inversión, sin mencionar la satisfacción personal de comenzar con un puesto de interés personal y profesional.

Finalmente, ¿en qué país?

Además de las excelentes universidades y escuelas publicas y privadas españolas, el estudiante este año pudo informarse con relación a las británicas, danesas y americanas, principalmente. Todo es informarse, y encontrar el camino, sabiendo cuales se adaptan más a lo que buscamos. Tras Aula, por si quedó alguna duda en el tintero, los asesores universitarios IEC – International Educational Consultants pueden dar respuesta a preguntas relacionadas a estudios, vida universitaria, acceso, tiempos y salidas profesionales.

Saben que quedaron detalles por explicar como, por ejemplo, que los estudios universitarios en Dinamarca siguen siendo completamente subvencionados por el gobierno danés para europeos, que no todo es carísimo en Estados Unidos, o que la Embajada británica y el British Council dieron respuesta a dudas relacionadas al Brexit, adelantando que no habrá cambios inmediatos en la política actual de tasas académicas, es decir, el año 2019 será igual en lo que se refiere a financiación, préstamo y tasas académicas y que, además, las condiciones financieras seguirán siendo las mismas a lo largo del grado comenzado.

Sobre todo, que no quede ninguna pregunta sin contestar y ninguna duda sin resolver. Deseamos lo mejor a la próxima generación de estudiantes universitarios, pues tenéis todas las oportunidades.