Back to top

Historia, cultura, excelencia, innovación

 

Los Estados Unidos de América, uno de los países más prósperos, grandes y poblados del planeta. La economía número uno, impulsor de la innovación, los negocios, la cultura ... y el sistema de educación universitaria más grande, rico y mejor valorado. De hecho, de aproximadamente 25000 universidades en el mundo, más de 5000 se encuentran en los Estados Unidos.

 

Drew

La educación superior en los EE. UU. es, incluso,  más antigua que el propio país. John Harvard, el mismo graduado de la Universidad de Cambridge en Inglaterra, nacido en 1607, fue el primer benefactor de la primera universidad estadounidense, fundada en Massachusetts en 1636, antes de la formación del país.

Más datos:

  • Estados Unidos tiene 388 premios Nobel (el Reino Unido ocupa el segundo lugar con 133).
  • Las instituciones de educación superior de los EE. UU. reciben más de 1 billón (¡12 ceros!) de ingresos, con unos gastos de 680 mil millones de dólares.
  • Se publican 30000 artículos científicos cada año basados en investigaciones cuyas inversiones alcanzan los miles de millones de dólares.
  •  Más de la mitad de las 100 mejores universidades del mundo se encuentran en los Estados Unidos.

Estas son algunas de las razones por las que más de un millón de estudiantes internacionales se matriculan cada año en instituciones de educación superior de los EE. UU.

Drew-Uni

Una experiencia integral  y flexible

El sistema universitario de los Estados Unidos se asemeja a algunos sistemas europeos por su  duración, en concreto, a los sistemas escocés y francés. Las carreras suelen durar cuatro  años, con un componente inicial de educación general orientado hacia una especialización específica o "major" en los años posteriores. Los títulos de posgrado, en general, son de  dos años y los doctorados de tres años o más. 

Mientras que muchos sistemas universitarios europeos pueden equipararse a un viaje en tren -el  estudiante concluye  sus estudios de manera rápida y eficiente en un área de especialización relativamente limitada- el sistema estadounidense es comparable a un viaje en automóvil: flexible, lo que permite variar el ritmo de estudio y sumergirse en áreas de estudio alternativas, incluso ampliar con más de una "especialización", si el estudiante así lo decide. Este nivel de flexibilidad y elección se refleja en la  extraordinaria estadística de que cuando se matriculan, hasta el 50% de los estudiantes de primer año de los EE. UU. (freshmen) están indecisos sobre su especialización académica.  La elección llega más tarde, generalmente al comenzar el tercer año de estudio (el año Junior), que es cuando los estudiantes eligen su especialidad.

Pero las universidades estadounidenses son mucho más que estudios académicos. Estas instituciones,  de verdad, incorporan  la filosofía de que la universidad trata de desarrollar todos los aspectos del carácter y las experiencias de los alumnos. Los estudiantes tienen acceso en el campus, quizás, a las mejores instalaciones, a los mejores recursos bibliográficos, laboratorios, bibliotecas, alojamiento, comedores, servicios de apoyo, y nadie puede negar que pocas universidades en el mundo pueden competir con las instalaciones deportivas de las universidades americanas.

Los campus universitarios son increíblemente diversos. Se ubican en los principales centros urbanos, pero también en pequeñas "ciudades universitarias", con poblaciones  de estudiantes que pueden ser de menos de mil, en pequeñas universidades privadas de "artes liberales", o sobrepasar los  40000 estudiantes matriculados en las potentes  universidades estatales.

Manson-uni

El mundo del trabajo 

En relación al mundo laboral, las universidades estadounidenses adoptan un enfoque muy pragmático y reconocen que la mayoría de sus graduados no aspiran a una carrera académica o en la investigación. Estas instituciones cuentan con algunos de los mejores servicios de apoyo profesional y laboral del mundo.

En primer lugar, es posible trabajar a tiempo parcial mientras se estudia, aunque normalmente el trabajo debe realizarse en el campus. Sin embargo, los estudiantes también tienen acceso a prácticas durante su carrera, que en muchos casos son remuneradas, y cuentan para las calificaciones finales.

Probablemente, la mayor oportunidad para los estudiantes internacionales en la educación superior de los EE. UU. es el denominado OPT – (Optional Practical Training). Este programa, respaldado y legislado por el gobierno federal de los EE. UU., permite a los graduados internacionales permanecer en el país y trabajar hasta un año después de graduarse. De hecho, en las muy demandadas áreas temáticas de STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas), este período puede extenderse dos años más.

La economía americana es enorme y los propios ciudadanos del país no satisfacen la demanda interna de empleados altamente cualificados e instruidos, lo que supone  una oportunidad maravillosa para que se unan los entusiastas  graduados internacionales de las universidades estadounidenses. El salario para los nuevos graduados en las profesiones de STEM puede llegar a los 95000 dólares al año y estas áreas tienen el mayor número de vacantes, lo que las hace especialmente atractivas.

Manson

Cómo postular

Los procesos de solicitud universitaria en los EE. UU. son tan diversos como lo son las instituciones disponibles. Las solicitudes generalmente se gestionan directamente con la institución, aunque existen algunos sistemas de solicitud que cubren múltiples instituciones, como la conocida “Common App” o el formulario de solicitud global de INTO. 

Los estudiantes siempre deben demostrar el nivel requerido de cualificación y sus notas. Para ingresar en un grado, se debe acreditar el equivalente a la formación de la escuela secundaria en los EE. UU. (el bachillerato) y para obtener una plaza en un posgrado, el equivalente a una licenciatura en los EE. UU. Además de esto, a veces se requieren ciertas pruebas estandarizadas: el SAT y el ACT son las más comunes para los títulos de grado, y el GMAT y el GRE, para los estudios de posgrado. 

Los candidatos también deben demostrar un dominio del idioma inglés al nivel requerido para comprender el contenido de su materia. Por lo general, necesitan un nivel  avanzado que se demuestra a través del resultado de una prueba como el TOEFL o IELTS, las requeridas con mayor frecuencia, aunque algunas instituciones consideran otras pruebas.

tampa

No hay que preocuparse si actualmente el candidato no tiene las calificaciones o el nivel de inglés para ingresar a un grado directamente: las principales universidades de EE. UU. también ofrecen años internacionales y cursos de inglés académico que permiten a los estudiantes prepararse para su título cuando ya están inscritos y en el campus. INTO University Partnerships, por ejemplo, ofrece programas de especialización en el campus de las principales universidades de EE. UU. en todo el país, lo que les facilita la admisión a las mejores universidades, incluso si sus calificaciones actuales y/o nivel de inglés están por debajo de los requisitos generales de ingreso.

 

El consejo más importante desde INTO para buscar opciones de estudio en los EE. UU. es investigar y tener el asesoramiento adecuado. Contar con un buen asesor de educación, con buena reputación, facilitará el proceso para encontrar el grado y la  institución que coincida con la capacidad, carácter y solvencia del candidato.

Un asesor educativo también puede ayudar a navegar por las trampas del sistema de solicitud, ayudar a encontrar una beca, si cumple con los requisitos, y ayudar a solicitar un visado de estudiante, fundamental para todos los que desean estudiar en una institución estadounidense y no son ciudadanos del país.