Back to top

Cada año miles de españoles deciden dar el paso y se lanzan a la aventura de estudiar en el extranjero, una experiencia inolvidable que, además, tiene infinidad de beneficios a nivel personal y profesional. Mejorar tus habilidades comunicativas, expandir tu ‘networking’ o incrementar el valor de tu Currículum Vitae son sólo algunas de las ventajas de esta maravillosa aventura. ¡Descúbrelas!

Aprender otro idioma, un plus en tu CV. Hoy el conocimiento de un segundo idioma se ha convertido en uno de los requisitos más solicitados en la bolsa de empleo. Hablar inglés, por ejemplo, aporta un valor añadido al Currículum Vitae, una llave capaz de abrirte las puertas del trabajo de tus sueños. Por ello, estudiar en Londres, París o Berlín te garantiza un óptimo aprendizaje de la lengua autóctona, que llegarás a dominar en cuestión de meses gracias a la inmersión lingüística, es decir, ejercitar el idioma las 24/7.

Expandir tu red de contactos. Otra de las grandes ventajas de ir al extranjero es la posibilidad de establecer relaciones con profesionales de tu nicho. De esta forma, crearás una agenda con utilísimos contactos internacionales, lo que marcará la diferencia en tu ‘networking’ y éxito laboral. Además, llegarás a hacer amistades para toda la vida, e incluso podrías encontrar a tu media naranja.

Mejores habilidades comunicativas. Diversos estudios han demostrado que la vergüenza a hablar en público es uno de los principales obstáculos a la hora de aprender un idioma. No obstante, quienes superan esta dificultad y desarrollan sus habilidades comunicativas, adquieren una mayor determinación, seguridad y capacidad de liderazgo, tres cualidades casi imprescindibles para triunfar en todas las profesiones.

Benefíciate de un nuevo (y mejor) sistema educativo. Oxford, Cambridge y otras universidades británicas figuras en los tops más prestigiosos del mundo. Más allá de la mera inversión, debes saber que la innovación, la calidad y el concepto de evaluación continua son las claves de sistema educativo británico. No obstante, otros programas de enseñanza, como los de Singapur y Shanghái, conceden una gran importancia al rendimiento y saben exprimir el máximo a sus estudiantes. Finlandia, por su parte, encabeza el informe PISA, en gran medida por la excelencia del profesorado y su capacidad para motivar a los alumnos. Como puedes comprobar, cada sistema tiene sus ventajas y puntos fuertes, y lamentablemente superan en mucho a la enseñanza que puedes obtener en España, por lo que no dudes en beneficiarte de ellos.

Conocer lugares y gente increíbles. Liverpool, Roma, Edimburgo o Nueva York tienen muchísimo que ofrecerte más allá del ámbito académico, ya que te permiten conocer e integrarte en una cultura desconocida. Descubrirás de primera mano sus costumbres, su festejos y su idiosincrasia, que poco a poco te enriquecerán a nivel personal. Así, regresarás a casa con un valioso equipaje de recuerdos y experiencias que, como demuestran estudios de la Universidad de San Francisco, son la clave de la felicidad.

¡Rompe con la rutina! Puede que, como muchísimos españoles, hace tiempo que perdieras la motivación en tus estudios o en tu trabajo. Una estancia académica en un país foráneo puede suponer un punto de inflexión en tu vida, rompiendo tu rutina y dándote esa ‘palmadita’ en la espalda que te impulse hacia horizontes extraordinarios.

Madurar y autorealizarse. Aprender a administrar tu dinero, gestionar tus gastos y desenvolverte en un entorno desconocido sin el soporte familiar no es algo que se aprenda de la noche a la mañana. Durante las primeras semanas puede ser duro, pero no tardarás en acostumbrarte y extraer el sabor a esta independencia. Con toda seguridad, una oportunidad única para autorealizarse, madurar y mejorar enormemente como persona.

Adicionalmente entrar en contacto con una cultura, ideas y mentalidad nuevas te proporcionará perspectiva con respecto a tu país, lo que te ayudará a superar prejuicios y a ser más tolerante. ¿Qué te han parecido estas ventajas de cursar estudios en el extranjero?, ¿podrías añadir alguna más? ¡Comparte tus opiniones!