Back to top

Llevar adaptadores de corriente, una visa estudiantil o una guía de la ciudad serán cruciales para quienes viajen a rincones tan alejados como Estados Unidos, Inglaterra o Malta. Si estás pensando estudiar en el extranjero y aún no tienes claro qué puedes necesitar, te desvelamos 5 cosas que no pueden faltar en tu maleta. ¡Descúbrelas!

Ropa versátil. Naturalmente no es necesario que lleves contigo toda el ropero, pero sí te recomendamos llevar prendas para cada estación. No te dejes engañar por los tópicos, porque ni los inviernos californianos son tan cálidos ni el clima del Reino Unido es tan tempestuoso. Las temperaturas de Inglaterra, por ejemplo, son variables, oscilando entre los -10Cº hasta los 30Cº. Es conveniente, pues, incluir en nuestro equipaje calzado y ropa versátil acorde al destino y la estación del mismo, sin olvidar los posibles imprevistos.

Adaptador de corriente para tus dispositivos. Mientras en España predominan los enchufes del tipo C, E, y F, las Islas Británicas utilizan el conector inglés de tres clavijas (tipo G) y Norteamérica los enchufes de tipo A y B. Para recargar tu 'smartphone”, portátil o tablet o conectar a la corriente tu plancha o secadora, necesitarás un adaptador de corriente. ¡No te alarmes! Si olvidas hacerte con uno en la tienda de electrónica más cercana, siempre podrás conseguirlos en los aeropuertos de destino.

Lecturas imprescindibles. Para viajar a Liverpool, por ejemplo, es imprescindible tener a mano una guía de la ciudad, la última edición de Yell (las páginas amarillas del Reino Unido), un mapa o callejero ('A Z Maps' o 'Roadmap' entre los angloparlantes) y un diccionario de inglés, que aceleren tus conocimientos del idioma, la cultura y el entorno liverpulianos. No hace falta recordar que las obras de ficción ocuparán un espacio valioso en tu equipaje, por lo que te recomendamos ser consecuente y abstenerte de aquellas lecturas que no estén relacionadas con los estudios o la ciudad. Además, probablemente tengas oportunidad de leer a tus autores favoritos en versión original.

Un as en la manga para la ocasión. Aunque deberás dejar en tierra todo lo imprescindible, determinados objetos y enseres te serán de gran utilidad dependiendo del destino. Por ejemplo, un protector solar, un spray repelente de mosquitos, un paraguas de pequeñas dimensiones o un chubasquero. Los medicamentos en países como Inglaterra o EE.UU, por otra parte, son bastante más costosos que en el territorio español, por lo que no olvides proveerte de todo lo necesario para ahorrarte gastos adicionales. Por otra parte, imprescindibles como el aceite de oliva o un simple 'snack' de pipas de girasol pueden ser casi imposibles de encontrar en tierra extranjera.

Documentación. Si bien los turistas no necesitan ningún tipo de visado en países que pertenezca a la Unión Europea, a los estudiantes se les exige una visa estudiantil si cursan estudios durante un periodo superior a los 3 meses. No obstante, para un periodo académico inferior, pueden solicitar la Visa Schengen. Los países que no pertenezcan a la UE tendrán requisitos específicos, como el Académico (F-1) visa de Estados Unidos. En cualquier caso, siempre debes llevar contigo el DNI y la tarjeta sanitaria europea o internacional. Con toda probabilidad, tendrás que acreditar tus títulos académicos, solvencia o las señas del lugar donde piensas alojarte, entre otros datos.

Olvidar cualquiera de estas cosas podría salirte muy caro en el extranjero, de forma que debes tenerlas muy presente antes de preparar tu equipaje. Si aceptas un último consejo, te aseguramos por experiencia que lo mejor es la planificación; elaborar un listado con semanas de antelación te ahorrará muchos disgustos. ¡Anímate! ¿Qué te ha parecido esta información?, ¿podrías añadir algo más? ¡Compártelo con nosotros!