Back to top

Inglaterra, Irlanda y Escocia figuran entre los destinos estudiantiles más codiciados en todo el mundo, lo que no debe extrañarnos considerando que sus universidades encabezan los rankings internacionales. Programas de estudios más cortos, la posibilidad de viajar y descubrir mundo, acceder a la mejor educación y aprender inglés son algunas de las razones por las que vale la pena estudiar la carrera en el Reino Unido. ¿Te las vas a perder?

¡Consigue la mejor educación posible!

Oxford, Cambridge y College London (UCL) se encuentran a la cabeza de la universidades internacionales gracias a su alta calidad académica. Además, algunas de las instituciones líderes en investigación pertenecen al Reino Unido, lo que garantiza una enseñanza de primer nivel en una amplísima gama de carreras, siempre orientadas al mundo laboral.

Dominar el inglés.

El valor de esta lengua vehicular no deja de crecer. En 2015 más del 32% de la bolsa de empleo de España exigía este requisito a sus postulantes, un porcentaje que se dispara en el resto de Europa. Tanto en el ámbito personal como en el profesional, saber inglés te ayudará a marcar la diferencia.

Una experiencia cosmopolita.

De acuerdo a las estadísticas, más del 10% de la población estudiantil está compuesta por alumnos internacionales, lo que te proporciona una experiencia multicultural sin precedentes. Aunque pueda sorprender, adquirir una mayor comprensión de otras culturas te ayudará a abrir tu mente y conseguir una utilísima perspectiva de tu país.

Múltiples programas de pregrado y posgrado.

En el Reino Unido tendrás acceso a una amplísima gama de posgrados y pregrados en prácticamente todas las áreas: comunicación, química, derecho, medicina, economía, ciencias empresariales, biología, ingeniería industrial, etc. ¡Especialízate en lo que te gusta y descubre el trabajo de tus sueños!

Titulaciones de reconocimiento internacional.

El sistema universitario británico, con sus titulaciones y certificados de idiomas, está reconocido en los cinco continentes. Al cursar estudios en cualquiera de sus universidades no recibes un simple título: recibes una oportunidad de futuro y una garantía de éxito personal. Por si fuera poco, esta experiencia mejorará la imagen de tu CV, dado que la mayoría de los empleadores te percibirán con una persona comprometida, determinada y emprendedora.

Sólo 3 años de grado.

Para la mayoría de los estudiantes, la etapa universitaria es una odisea, no tanto por la dificultad como por los años invertidos en el campus. Sin embargo, en el Reino Unido todos los grados tienen una duración de 3 años y los másters de 12 meses, mientras que en España y el resto de Europa este periodo se extiende hasta los 4 años. Paralelamente, concluir tus estudios un año antes te dará una considerable ventaja en tu vida profesional con respecto a tus competidores.

Viajar y conocer mundo.

¿Alguna vez imaginaste conocer en primera persona el Palacio de Buckingham, subir a lo alto del London Eye, degustar el auténtico ‘fish and chips’ o probar la cerveza dublinesa? Viviendo esta aventura académica llegarás a integrarte en el mundo anglosajón, una cultura fascinante y llena de secretos por descubrir. Por ejemplo, los amantes de los Beatles y la cultura pop harán realidad sus sueños visitando The Cavern y otros clubes de Liverpool.

De manera adicional, podemos asegurarte que estudiar una carrera en los países que componen el Reino Unido supone una garantía en el mundo laboral, dado que menos del 5% de sus exalumnos engrosan las líneas del paro. Un panorama significativo que no encontrarás, por ejemplo, en España. ¿Y tú, qué opinas de estos argumentos?, ¿podrías añadir alguno más? ¡A qué esperas para compartirlo con nosotros!