Back to top
Estudiar en Australia es una experiencia única: tienes un país con una sociedad abierta y multicultural, un clima envidiable, una economía funcionando a todo tren y más kilómetros de playa que ningún otro país.
No nos olvidemos, tampoco, de que es uno de los países con mayor índice de desarrollo humano solo por detrás de Noruega, que contiene algunos de los paisajes naturales más fascinantes del mundo y que su cercanía con Asia lo hace un destino ideal para viajar por partes del mundo que no conocemos y aprender de nuevas culturas e idiomas que serán vitales en el futuro cercano.

¿La parte mala? Es un país muy caro y está muy lejos de casa.

Es por eso que muchísima gente siempre me pregunta: ¿Es posible vivir en Australia con el dinero que ganas trabajando allí? ¿Cuánto hace falta ahorrar antes de irte? ¿Cuánto se gana de media?

No hay una respuesta simple, y cada español en Australia te dará una respuesta diferente. Yo sí lo he hecho, y en este post doy pequeños trucos de cómo llegar a final de mes (o quincena, en el caso Aussie) y qué cosas querría haber sabido antes de venir a Australia.

Primero: todo depende de tu visa

Las dos visas más comunes son las Work & Holiday y la Student Visa.

Con la Work & Holiday puedes trabajar 40 horas a la semana, con el problema de que no puedes permanecer más de 6 meses en el mismo sitio. Es más sencillo encontrar un trabajo, pero generalmente van a ser en restauración o industrias donde tengan mucha rotación.

Con la Student Visa vas a tener un máximo de 20h a la semana (necesitas el resto para ir a clase y estudiar), lo cual te limita bastante para conseguir determinados trabajos. Sin embargo, al no haber límites con respecto a tu estancia, si es posible que te llamen desde puestos más cualificados si tienes un perfil que cuadre y ellos necesitan una persona a tiempo parcial.

Ten en cuenta que tras tu primer año en Australia con la Work & Holiday, tendrás que pedir una nueva, y para obtenerla tendrás que trabajar en una zona rural durante tres meses. Estos trabajos suelen ser en el sector primario: minería, recogida de fruta y verdura, ganadería y otros trabajos de granja.

Con la Student Visa, la parte positiva es que, durante periodo de vacaciones, puedes trabajar todas las horas que quieras. Por ejemplo, si estudias en la universidad, tendrás periodos de 13 semanas de universidad seguidas de periodos largos de vacaciones. Durante esas vacaciones podrás trabajar a tiempo completo (o más, si quieres). Consulta las condiciones específicas con tu universidad o agente de inmigración, antes de nada.

Una estrategia inteligente puede ser venir con la Work and Holiday, ahorrar y familiarizarse con el idioma, y ya con algo de dinero en el bolsillo y mejor estatus social y laboral, lanzarse a por una student visa.

Sabiendo esto: ¿es posible vivir en Australia sin ahorros?

Según el gobierno australiano, estudiar aquí cuesta desde $1,200/mes estudiando un curso de inglés hasta $3.000 al mes si estudias un máster o doctorado (fuente).

Por otra parte, el resto de gastos asociados a vivir en Australia van $1.500 al mes a casi $5,000 (fuente). ¿Qué hay de verdad en esto?

Sobre estudios: Yo estudié un máster en la Universidad de Sydney, por lo que se me quedaba en unos $2,700 al mes de media, y al principio estudié en una escuela de inglés de Sydney que me salía a poco más de $1.000 por mes, así que los costes parecen adecuados.

Sobre vida: Aquí es donde empezamos a encontrar trucos. Los $1,500 me parece una cifra muy realista, lo de $5,000 solo lo veo si tienes un tren de vida muy elevado (coche, hipoteca, etc. que no creo que aplique a muchos estudiantes). 

Encontrar una cama en una habitación compartida, sin ningún lujo, está en torno a $200 a la semana. Comer fuera es caro, beber fuera es carísimo, y comprar en el super sale algo más caro que en España (ponle unos $50 a la semana). Dependiendo de donde vivas, el transporte público puede añadir otros $100 al mes, y mínimo $30 de teléfono. Es decir, los gastos mínimos por persona mientras estudias estarían en unos $1.200 al mes para estudiar y otros tantos para vivir con lo básico (sin coche, moto ni Uber, sin gimnasio, sin salir de fiesta y sin comer fuera, llevando un ocio que no cueste dinero y sin comprar marcas o alimentos caros). Estos cálculos están basados en mi experiencia en Sydney. Por lo que he visto, vivir en Melbourne sale como un 15% más barato y en Brisbane aún más. Los sueldos y oportunidades también pueden ser menores, así que una cosa tiende a equilibrar la otra.

Esto nos sitúa en unos $2,400 de gastos entre estudios y vida, que pueden subir hasta casi $4,000 si estás estudiando un máster o doctorado. Por lo que todo dependerá de cuánto ganes.

¿Cuánto se cobra en Australia? ¿Cuál es el sueldo mínimo y el sueldo medio?

Resumiendo: ¿es fácil ganar más de $2,400 (o $4,000) que puede llegar a valer estudiar en Australia? 

La respuesta fácil: conseguirlo es extremadamente difícil.

La respuesta larga: coge la calculadora y vamos a verlo en detalle.

El sueldo mínimo en Australia es de $627,40 brutos a la semana, o $17,70 la hora a febrero del 2017. Cada 30 de junio se revisa, y actualmente la oposición quiere subirlo en casi $2 por hora para el año que viene. Tienes información actualizada (en inglés) aquí. El sueldo medio es de $1.164 a la semana o $1.533 si solo contamos adultos trabajando a jornada completa. Eso hace un sueldo medio de $38,3 por hora (fuente).

Spoiler: Es muy raro que llegues a ganar eso en tus primeros dos años aquí salvo que tengas muy buen nivel de inglés, una buena trayectoria profesional y una profesión demandada (por ejemplo, desarrollador). Incluso así, siendo extranjero, es más común que se aprovechen y te ofrezcan menos, por lo que partiremos de sueldos mínimos.

Si calculamos el sueldo mínimo a media jornada nos salen $1.416 AUD (o dólares australianos) al mes. Incluso si redondeamos a una semana de cada cuatro como vacaciones, se quedaría en algo menos de $1.800. Eso sin contar impuestos.

Aquí es donde tienes que empezar a mirar tus propias cualidades: ¿Tienes experiencia laboral que pueda hacerte valorado en Australia? ¿Qué tipo de formación tienes? ¿Cuál es tu nivel de inglés? ¿Cómo de empleable eres en un mercado como España, con más paro, pero en el que tienes la ventaja de hablar el idioma perfectamente y eres local? ¿Qué apoyo podrías tener de tu entorno si las cosas no salen como esperas y necesitas un préstamo?

Es importante que respondas a estas preguntas con sinceridad. Hay muchos afortunados que llegan a Australia, consiguen un buen trabajo y pueden compaginar estudios y vida con el sueldo de aquí, pero incluso en esos casos, conlleva sacrificios.

Por ejemplo, trabajos bien pagados para extranjeros (que puede ser un fontanero con mucha experiencia, un camarero con maña y buena planta, o trabajos en el sector servicios como marketing, traductor o comercial) pueden pagarse a $30 o $35 e incluso $40 por hora. Esto te puede poner cerca de $2,800 al mes, o más cerca de $3,500 si cuentas con trabajar 40h/día o más durante el periodo de vacaciones, con lo que puedes empezar a ver que es posible pagar tus estudios, siempre y cuando tengas un trabajo bien pagado.

También ten en cuenta que tus posibilidades aumentarán o disminuirán dependiendo de la ciudad en la que vivas: Sydney y Melbourne tienen una mayor oferta de empleo, y mejor pagado, pero también son más caros.

¿Cómo puedo ahorrar en Australia? ¿No hay formas de vivir con menos?

En realidad, si las hay, pero todas dependen de tu capacidad de sacrificio y tus circunstancias personales.

Aquí están mis recomendaciones personales, si has estado en Australia y tienes otras, son bienvenidas:

  1. Ven en pareja: si vienes en pareja las cosas son mucho más fáciles. Una habitación para dos personas no muy lejos de la ciudad puede encontrarse por $300 con gastos incluidos (eso sí, no te esperes ningún palacio). Hacer la compra para dos también puede salir más barato, además de que es más fácil encontrar maneras de pasar el tiempo solos sin gastar dinero.
    Como lifehack definitivo, considera que si tú y tu pareja formáis una unidad familiar (estáis casados o sois pareja de hecho) uno entra en la visa del otro. Es un proceso que en Australia no es caro ni complicado, y puede permitiros a uno de los dos trabajar sin tener que dar clases y ahorrar.
    A título personal, esto permitió que mi pareja ahorrase bastante al no tener que pagar clases, y que montásemos entre nosotros un sistema de préstamos cada vez que yo tenía que pagar la universidad. ¡La necesidad agudiza el ingenio!
  2. Muévete en bici: El transporte público es caro en toda Australia, pero especialmente en Sydney. Moverte en bici puede suponerte un gasto inicial de unos pocos cientos de dólares, pero puedes llegarte a ahorrar $100 o $150 al mes. No es una ciudad amable con los ciclistas, pero si necesitas ahorrar, es una forma fácil de hacerlo.
  3. Se inteligente al comprar: En Australia vas a encontrar 1kg de sal por $1, o 50gr. De sal del Himalaya por $9. Lo cierto es que la gente de aquí, en las ciudades, suele tirar por la segunda cara. Si tienes que ahorrar, tú no tienes esa opción.
    • Siempre marcas blancas: Las marcas blancas suelen ser mucho más asequibles que otras opciones. Atención al pack de 5 paquetes de noodles por $1 de coles y woolworths, me salvó la vida más de una vez. Lo que me lleva a…
    • ...se creativo cocinando. Nunca sabes que va a estar barato y que no, y no siempre te vas a poder permitir el lujo de ceñirte a la receta. ¿Qué tienes 3kg de zanahorias y algo de calamar congelado? No hay nada que no puedas hacer si de verdad crees en ti.
    • Compra de temporada: Las zanahorias pueden estar a $4 por kilo o a 90 céntimos, dependiendo de la época del año. Lo mismo es aplicable a todas las frutas, verduras y hortalizas. Ve adaptándote a la época del año.
    • Compra ofertas: Revisa siempre que esta de oferta en cada supermercado para saber qué vas a comprar esa semana. En Australia suelen rebajar los productos cuando se acerca su fecha de caducidad, por lo que no es raro ver cosas rebajadas un 80% o 90% pero que caducan mañana. “¿Puedo comerme yo solo un litro de yogur de cena?” se convierte en el tipo de frase que te acabarás preguntando más de una vez.
    • Compra en mercados: En las ciudades australianas suele haber mercados que tienen precios más bajos que otras tiendas. En Sydney, es el Paddy’s market. Pasearte por ellos y coger las gangas puede ser toda una aventura.
  4. Comparte casa: Alquilar una casa a un particular o agencia suele ser mucho más barato que alquilar una habitación a alguien que a su vez alquila de la agencia. Por ejemplo, en nuestro caso nos han querido cobrar $500 por alquilar la habitación pequeña de una casa cuyo alquiler costaba $700. Mucha gente ve alquilar habitaciones como un negocio, y si sabes que vas a estar en Australia al menos un año, puede ser inteligente buscar gente para alquilar juntos. Una vez lleves un tiempo y entiendas el mercado, alquilar una casa entera y alquilar el o los cuartos restantes también suele salir más barato que alquilar un cuarto. Para precios de casas mira gumtree, real estate y flatmates.
  5. Crea una cuenta de ahorro: La diferencia es muy pequeña, pero tener una cuenta de ahorro que te dé un 2% al año, sobre todo si empiezas a ahorrar para pagos importantes, puede suponerte tener unos $100 extra
  6. No acumules cosas: Si empiezas a acumular objetos (muebles, ropa, libros, etc.) va a limitar tus opciones para moverte de un piso a otro, de una ciudad a otra o incluso tus necesidades a la hora de encontrar un nuevo hogar. Como he explicado, poder cambiarte de trabajo o de casa rápidamente puede abrirte nuevas oportunidades a la hora de ganar más dinero y ahorrar.
    Estos trucos son personales y muy específicos a mi experiencia, pero lo que mejor me ha funcionado ha sido:
    • Llevar libros a casa cuando me han venido a ver o he visitado España para no acabar sepultado por ellos.
    • Vender todo lo que me sobraba en gumtree, garage sales y grupos de Facebook españoles en Australia y españoles en Sydney (en serio, esta gente va a ser como tu familia).
    • Alquilar espacio de almacenaje. En Australia hay servicios como TAXIBOX que te recogen los muebles en tu casa, los metes en una caja gigante, y te la devuelven cuando y donde quieras. Te puede salir por menos de $100 al mes si eres espabilado, y te puede permitir hacer una mudanza con menos complicaciones, o tener un sitio donde sepas que están tus cosas si decides viajar unas semanas o no estás seguro de dónde vas a estar viviendo mañana.
  7. Que no te de vergüenza pedir ayuda: Cada cumpleaños y navidad, mis familiares me preguntaban qué quería de regalo. Yo siempre les respondía lo mismo: nada es más satisfactorio en este momento que el frío dinero en metálico. Ver cómo la gente que te quiere hace un pequeño esfuerzo que te pone más cerca de tu objetivo te llena el corazón, y si te quedas en Australia, tendrás oportunidades de devolverles el favor.
  8. Cuida tu salud: Si necesitas ahorrar, tu salud es tu medio de vida. Dependiendo de tu trabajo, ponerte enfermo puede significar no cobrar o tener que ir al médico (y, por consiguiente, tener que pasar por caja). Estás en un país nuevo: asegúrate de que te rodeas de gente que te quiere, que cuidas tu ánimo y de que comes suficiente y bien. Abrígate suficiente en invierno (en Australia también hace frio) y protégete del aire acondicionado en verano.

Aunque después de dos años en Australia y de pagar mi máster ya no necesito estos trucos, gracias a ellos me he podido permitir llegar a gastar cerca de $750 al mes durante alguno de los primeros meses, pudiendo ahorrar todo lo demás.

¿Cómo ahorrar en Australia? ¿Hay formas fáciles de ganar más dinero?

En general no hay atajos. Cuanta más educación y más contactos mejores sueldos, así que está bien que inviertas en seguir estudiando y conocer gente.

  • Cambia de trabajo constantemente: Algo a lo que no estamos acostumbrados en España: en Australia es difícil encontrar talento, y si eres bueno en lo que haces y tienes experiencia en Australia, es fácil que te quieran contratar en otra empresa mejorando tus condiciones.
    Como en cualquier parte, tu red de contactos va a ser la que te abra un montón de puertas, así que intenta siempre trabar amistad con gente de Australia y de tu sector. Fuera de ahí, las webs más populares para buscar empleo en Australia son LinkedIn, Seek e Indeed. Si quieres hacer networking con gente de tu sector, echa un ojo a grupos de Facebook y LinkedIn, y a meetup.
    Si trabajas en hostelería o retail, pasearte curriculum en mano suele dar buen resultado (siempre que tengas paciencia y le dediques tiempo y ganas) pero puedes alcanzar techo rápido, y a partir de ahí necesitar contactos e inglés.
  • Trabajando en festividades: En Australia hay algo que se llama penalty rates, que obligan a que los empresarios a pagar un 50% más en fines de semana y festivos (era un 75% hasta hace poco).
    Esto significa que por un trabajo que pague $40/h, trabajar en fin de semana o festivo supone un aumento de sueldo hasta $60/h. Esto es especialmente evidente en festividades como navidad, año nuevo, día de Australia y ANZAC day, en los que la cuesta encontrar gente para festivales, conciertos y otros eventos y puedes encontrar trabajos por $50 o $60 por hora. Si tienes suerte y trabajas un turno entero, no es raro sacar $400 o $500 en un solo día.
    Si estás en Australia y andas justo de dinero, estarás esperando a estas festividades como agua de mayo, puesto que generalmente coinciden con las vacaciones en clase y puedes permitirte trabajar todo lo que quieras.
  • Trabaja como freelance: En Australia hacerse freelance es sencillo y barato. Vale con que te saques un tax file number por internet y simplemente tienes que facturar un 10% más en concepto de GST y declararlo cuando hagas la declaración de la renta. Facturar como autónomo está bien porque, además de darte unos ingresos adicionales, si facturas por proyectos y no por horas te es más sencillo compaginarlo con un trabajo que pueda ocuparte 18 horas a la semana, por ejemplo.
    Si trabajas en un sector demandado y haces contactos, no debería ser difícil encontrar algo de freelance. También tienes marketplaces como freelancer (compañía australiana) y Upwork en los que se ofrecen trabajos normales, u otros más específicos como expert360 para trabajos digitales muy especializados (pero también muy bien pagados).

Últimos consejos:

Algunos consejos que me hubiese gustado saber antes de venir aquí.

Vigila las tax: Australia tiene unos impuestos sobre la renta altos (aunque menores que en España). Es más, cuando recibes un cobro, se te quitan impuestos calculando que esos van a ser tus ingresos durante todo el año, por lo que, si una semana recibes un pago muy importante, puedes ver cómo el gobierno te quita un tercio o más.

En junio se hace el tax return y te suelen devolver varios miles de dólares, que vienen genial, pero también significa que si necesitas ese dinero antes para un pago (por ejemplo, la universidad en marzo) no vas a disponer de ese dinero. Haz los cálculos bien para poder pagar todo a tiempo y, pedir ayuda profesional compensa la inversión con creces.

No quedes solo con españoles, pero queda con españoles: la cultura australiana no es como la española. La gente es muy amable pero más distante. Aunque para progresar con el inglés y laboralmente necesites construir una red de contactos australianos, generalmente son los inmigrantes españoles los que te van a hacer sentir como en casa. Trata de nivelar los dos.

No hagas más sacrificios de los necesarios: Dependiendo de tu situación y de qué elijas estudiar, es posible que al principio tengas que hacer sacrificios, y de que al cabo de unos meses te acostumbres a ellos. Es importante que una vez hayas cogido el ritmo a cuánto puedes gastar y cuánto no, no te exprimas más de lo necesario. Darte algún capricho, ir al cine o viajar es importante, te harán estar más satisfecho y aumentar tu rendimiento.

¿Por qué he escrito esta guía? Me llamo Bruno Rodríguez y llegué a Sydney a finales de 2014. Vine con 3 meses de curso de inglés y un semestre de máster pagado con mis ahorros, y muy poquito más en el banco. En los siguientes 16 meses ahorré $34,000 para pagar los dos semestres de máster que me quedaban, además de mis costes de vida en Australia. Lo hice trabajando primero como el peor camarero de Sydney, más tarde como SEO Manager, Head of Inbound y finalmente socio en la agencia digital We Are Visionists y algo de trabajo freelance con empresas españolas y australianas.

 

Actualmente doy clases de New Media Audiences en la universidad de Sydney para estudiantes de máster. 

 

No lo hubiese conseguido si no hubiese seguido todos los consejos enumerados en este post, y me hubiese gustado encontrarme una guía como esta, diciéndome que era posible y qué me iba a encontrar.

 

¿Tienes más dudas? Ponte en contacto con nosotros e intentaremos ayudarte.